Home » cáncer de mama en merida » El cáncer de mama es curable en un 98% de los casos!

El cáncer de mama es curable en un 98% de los casos!

slide1 cancer-de-mamaEl cáncer de mama es la enfermedad más frecuente en mujeres en el mundo. Cada año se diagnostica un millón de nuevos casos de cáncer. En Colombia alrededor de un 70% se detecta en estado avanzado, esto debido a la falta de educación.
El cáncer de seno o de mama es un tumor maligno que se origina en las células del seno.

Un tumor maligno es un grupo de células cancerosas que pudiera crecer o invadir los tejidos circundantes o propagarse (hacer metástasis) a áreas distantes del cuerpo.

Esta enfermedad ocurre casi por completo en las mujeres, pero los hombres también la pueden padecer.

Una de cada 8 mujeres desarrollará un cáncer de mama a lo largo de su vida y cada año se detectan cerca de 7.000 casos nuevos de cáncer.

Segun la secretaria de salud, Claudia Mercedes Amaya Ayala, en Bucaramanga cada semana se diagnostican cuatro nuevos casos de mujeres que padecen cáncer de seno, y también cada semana muere una mujer por causa de esta enfermedad.

Por esta razón, durante esta semana las secretarías de salud del área metropolitana hablarán de la importancia de realizar diagnósticos tempranos a cualquier tipo de cáncer, principalmente al de seno, dijo Amaya Ayala.

Según la Asociación Colombiana de Mastología, hoy se detecta tempranamente el 66% de las mujeres diagnosticadas, siendo el 32% menores de 50 años; por esta razón se hace énfasis en la detección temprana que es factor esencial.

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es todo aquello que afecta la probabilidad de que usted padezca una enfermedad, como por ejemplo el cáncer. Los distintos tipos de cáncer tienen distintos factores de riesgo. Por ejemplo, la exposición de la piel a la luz solar intensa es un factor de riesgo para el cáncer de piel. El fumar es un factor de riesgo para el cáncer de los pulmones, la boca, la laringe, la vejiga, el riñón y otros órganos.

Sin embargo, los factores de riesgo no suministran toda la información. Si se tiene uno, o hasta varios factores de riesgo, no necesariamente significa que se padecerá la enfermedad. La mayoría de las mujeres que tienen uno o más factores de riesgo de cáncer de seno nunca padecen la enfermedad, mientras que muchas mujeres que la padecen no tienen factores de riesgo aparentes (excluyendo el ser mujer y de edad avanzada). Aún cuando una mujer con factores de riesgo padece cáncer de seno, resulta difícil saber cuánto pudieron haber contribuido estos factores.

Algunos factores de riesgo, como la edad o raza de una persona, no se pueden cambiar. Otros están relacionados con factores cancerígenos ambientales. Además, existen factores de riesgo relacionados con conductas personales tales como fumar, tomar alcohol y la alimentación. Algunos factores tienen más influencia sobre el riesgo que otros, y el riesgo de cáncer de seno cambia con el transcurso del tiempo debido a factores como el envejecimiento o el estilo de vida.

Señales y síntomas del cáncer de seno

El uso generalizado de los mamogramas de detección ha aumentado la cantidad de tumores cancerosos del seno descubiertos antes de que causen algún síntoma, pero las pruebas no pueden encontrar todos los cánceres.

El síntoma más común del cáncer de seno es una nueva masa o protuberancia. Una masa que no causa dolor, es dura y tiene bordes irregulares tiene más probabilidades de ser cáncer. Sin embargo, algunos tumores cancerosos son sensibles, suaves y redondos o incluso causan dolor. Por lo tanto, es importante que su médico examine cualquier irregularidad.

Algunos factores de riesgo que no se pueden cambiar

■ Incidencia según el sexo: el cáncer de seno es aproximadamente 100 veces más frecuente en las mujeres que en los hombres.

■ Edad: las probabilidades de padecer cáncer de seno incrementan a medida en que la edad de la mujer aumenta.

■ Historial familiar: el riesgo de cáncer de seno es mayor entre las mujeres cuyos familiares directos (consanguíneos) tienen esta enfermedad. Aun así la mayoría de las mujeres que padece cáncer de seno no tienen antecedentes familiares de esta enfermedad. Por lo tanto, el no tener un familiar con cáncer de seno no significa que usted no padecerá esta enfermedad.

■ Antecedentes personales del cáncer de seno: una mujer que tenga cáncer en un seno tiene mayores probabilidades de tener un nuevo cáncer en el otro seno o en otra parte del mismo seno. Esto es diferente a un regreso del primer cáncer (conocido como recurrencia).

■ Raza: en general, las mujeres de raza blanca tienen ligeramente mayores probabilidades de tener cáncer de seno que las mujeres de raza negra. Las mujeres de raza negra tienen mayores probabilidades de morir de este tipo de cáncer. Las mujeres asiáticas, hispanas e amerindias (indígenas de Estados Unidos) tienen un menor riesgo de padecer y morir de cáncer de seno.

■ Menstruaciones: las mujeres que comenzaron a menstruar a una edad temprana (antes de los 12 años), o que experimentaron la menopausia después de los 55 años de edad, tienen un riesgo ligeramente más alto de padecer cáncer de seno.

¿Cómo reducir el riesgo de cáncer de seno?

Usted puede reducir el riesgo de cáncer de seno si altera aquellos factores de riesgo que se pueden cambiar.

El peso corporal, la actividad física y la alimentación tienen una relación con el cáncer de seno, por lo que existen partes en las que usted podría influir tomando acción.

Tanto un peso corporal aumentado como subir de peso en la edad adulta están asociados a un riesgo mayor del cáncer de seno después de la menopausia. El consumo de bebidas con alcohol también incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de seno. Incluso el consumo a niveles bajos se ha asociado con un incremento en el riesgo.

Muchos estudios han mostrado que la actividad física de moderada a vigorosa se ha asociado a un riesgo menor de desarrollar cáncer de seno.

Una dieta que sea rica en verduras, frutas, aves, pescado y productos lácteos que sean bajos en grasa también se ha asociado a una reducción del riesgo para el cáncer de seno en algunos estudios. Pero aún no hay certeza sobre cuáles verduras, frutas u otros alimentos en particular pueden reducir este riesgo. La mayoría de los estudios no ha encontrado que la disminución en el consumo de grasa imponga un efecto considerable en el riesgo de desarrollar cáncer de seno.

Por ahora, la mejor recomendación sobre dieta y actividad física para posiblemente reducir el riesgo de cáncer de seno consiste en:

■ Realizar una actividad física intencional de forma consistente.

■ Reducir la cantidad del peso que aumente durante toda su vida, limitando sus calorías y ejercitándose habitualmente.

■ Limitar o eliminar el consumo de bebidas que contengan alcohol.

Algunos síntomas del cáncer de seno:

1 .Hinchazón de todo o parte del seno.

2 . Irritación o hendiduras en la piel.

3 . Dolor en el seno.

4 . Dolor en el pezón o que el pezón se hunda (retracción).

5 . Enrojecimiento, descamación o engrosamiento de la piel del seno o del pezón.

6 . Secreción del pezón que no sea leche materna.

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/vida-y-estilo/salud/257513-el-cancer-de-seno-puede-ser-curable-en-un-98-de-los-casos. Si está pensando en hacer uso del mismo, recuerde que es obligación legal citar la fuente y por favor haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com – Galvis Ramírez y Cía. S.A.